lunes, 12 de abril de 2010

¿QUÉ ES LEER?



La respuesta está en esta poesía:

Es viajar, y no en avión,

coche, barco, tren ni moto,

a cualquier lugar remoto

sin moverte del sillón.

Navegar por el Mar Muerto.

Escalar el Himalaya

o una pirámide maya.

Ir en camello al desierto.

Llegar una vez -¡o un ciento!-

al pasado y al futuro,

sin pronunciar un conjuro,

por arte de encantamiento.

Subir a un mamut lanudo.

Ver a Cleopatra, en su trono,

cómo se da pisto y tono.

Visitar Marte a menudo.

Escuchar con atención

esas historias aladas

que, con palabras calladas,

vuelan hasta el corazón.

Conversar con Gloria un rato

del camello de Melchor,

de un pulpo enfermo de amor

o del pato Chundarato.

Es refugio y es consuelo,

como el cálido achuchón

que, con sabor a canción,

te da una nube del cielo.

El hado Chisgarabís

ayuda con su varita

a aquel que lo necesita

si el mundo se vuelve gris.

La lectura es compañera.

Un libro es amigo fiel:

se puede contar con él.

Es hogar que nos espera.


(Carmen Gil, www.poemitas.com)
Publicar un comentario
/pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">